Sunday, May 25, 2008

ramas de almendro en flor








Era uraño y mal humorado, poco demostrativo y silencioso,


un día lo vieron todos con su sobrino en sus brazos jugando tiernamente.


No cabían en sí de sorpresa.


en esos días se interno en los campos y pintó este cuadro,


que no es más que una vision de lo que le causaba aquel niño.


una metafora visual.


una interpretación de la vida en su epoca primera.


Tal vez una añoranza tambien.


En esos días se dio un balazo en el estomago que acabó con su vida.


El niño creció con aquel cuadro pendiente de las paredes de su pieza


tiempo despues, cuando adulto declararía que aquella imagen


había formado su infacia.




del dolor nace la belleza...




Miraba las estrellas para sanarse, y aunque estaba enfermo de su mente.


Nunca pintó en instantes de crisis, sino en claros momentos de calma


y alumbramiento.




Así era Van Gogh


2 comments:

Nico said...

que buena....es realmente una historia....tu la creaste?..o ya existe...'

oie si el otoño invierno nos tiene a todos vueltos locos. Con muchas sensaciones y con muchas tristezas.
Toda se desenvuelve en esta época...
Por que será?

jajajj
bueno , pero igual es rico sentirse asi.....algo de melancolia no le viene mal a nadie
saludso niño
nos vemos
chauu



gracias por tu comentario

Vivinci said...

Si la lluvia hace nacer estas historias que llueva seguido

Exito y.. en mi blog. entra al mundo de John...

te gustará!